Home / Departamentos / Glaucoma

Dotación

Además de la dotación básica de consulta oftalmológica, la Unidad de Glaucoma cuenta con un equipamiento de última generación para el diagnóstico de la patología de referencia, como es:

Tonómetro de aplanación de Goldmann :



Sistema de referencia para el registro de la PIO; la PIO se mide mediante la aplanación que el cono del tonómetro produce en la cornea al apoyarse sobre esta.

Tonómetro de Perkins:



Versión portátil del anterior.

Tonómetro de contorno dinámico de Pascal:



Sistema de tonometría de contacto digital; presenta la ventaja de ser más independiente de las características corneales que los restantes tonómetros.

Tonopén:



Sistema de tonometría portátil basado en el pricipio de McKay-Marg, transduce la fuerza necesaria para desplazar un pequeño pistón metálico al empujarlo contra la córnea en una señal eléctrica que a su vez se traduce en la PIO. Especialmente apto para registrar la PIO en pacientes con corneas alteradas.

Tonómetro de rebote (iCare):



Sistema de tonometría también portátil; la medida de la PIO se obtiene a partir del rebote que experimenta una sonda proyectada contra la super!cie corneal. Permite la toma de la presión mediante un mínimo contacto de la sonda con la cornea del paciente, lo que permite medidas sin necesidad de instilar ningún colirio anestésico y además permite valorar la PIO en córneas irregulares en donde los demás tonometrías dan error por la irregularidad de la super!cie de contacto.

Iopen:



Nuevo sistema de tonometría también portátil que además permite ser adaptado a una lámpara de hendidura si se desea y la transimisión deirecta de las medidas a un PC; la medida de la PIO se obtiene a partir del rebote que experimenta una sonda proyectada contra la super!cie corneal. Permite la toma de la presión mediante un mínimo contacto de la sonda con la cornea del paciente, lo que permite medidas sin necesidad de instilar ningún colirio anestésico y además permite valorar la PIO en córneas irregulares en donde los demás tonometrías dan error por la irregularidad de la super!cie de contacto.

Paquímetro ultrasónico:



Sistema de contacto que permite determinar el grosor de la córnea, parámetro que puede in"uir en la medida de la PIO.

Cámara rotacional de Scheimpug (Oculus Pentacám):



Sistema de análisis del segmento anterior del ojo, que además de datos topográficos de la cornea, permite determinar el grosor corneal así como la profundidad de la cámara anterior y el grado de oclusión del ángulo iridocorneal.

Retinógrafo no midriático (Topcón):



Sistema fotográfico que permite obtener imágenes del nervio óptico y retina sin necesidad de dilatación farmacológica de la pupila.

Polarímetro láser (GDx):



Análisis del espesor de la capa de !bras nerviosas de la retina peripapilar. Con función tanto diagnóstica, comparando el resultado con una base de datos normalizada, como de seguimiento del glaucoma.

Tomografo retiniano de Heidelberg (HRT-III):



Análisis de la topografía de la cabeza del nervio óptico para el diagnóstico del glaucoma y su evolución para seguimiento.

Tomógrafo de coherencia óptica (OCT Stratus):



Permite obtener tanto un análisis del espesor de la capa de !bras nerviosas peripapilar, como un análisis de la morfología de la cabeza del nervio óptico.

Perimetría Humphrey:



Es una perimetría de umbral automatizada estática que se lleva a cabo con estímulos blancos contra un fondo blanco y que permite la evaluación todas las áreas de la visión, incluida la visión lateral, o periférica. La pérdida de la visión periférica a menudo es uno de los primeros signos de glaucoma y la detección temprana es clave para lograr un diagnóstico y tratamiento exitosos del glaucoma.

Perimetría Octopus:



Perimetría de umbral automatizada estática que se lleva a cabo con estímulos blancos contra un fondo blanco y que también permite la evaluación todas las áreas de la visión mediante tiempos de exploración muy cortos.

Perimetría Flicker:



Una de las perimetrías que han demostrado ser útiles en el diagnóstico precoz del glaucoma es la perimetría Flicker, que explora directamente la vía magnocelular, sensible a estímulos de contraste espacial bajo y alto contraste temporal. El contraste temporal también ha sido propuesto como función de las células magnocelulares, que podrían dañarse precozmente en la enfermedad.

Perimetría Pulsar:



Otra de las perimetrías que han demostrado ser útiles en el diagnóstico precoz del glaucoma es la perimetría Pulsar, que también explora directamente la vía magnocelular, sensible a estímulos de contraste espacial bajo y alto contraste temporal. Tiene la ventaja con respecto a la perimetría Flicker que es mucho más fácil de realizar para el paciente.

Perimetría FDT:



Basada en el fenómeno de la “ilusión de doble frecuencia” por la cual, cuando una rejilla sinusoidal con una baja frecuencia espacial sufre una inversión alternante de alta frecuencia temporal aparentemente dobla su frecuencia espacial. Este fenómeno depende de una subpoblación de células del sistema magnocelular y tienen la propiedad de responder de forma no lineal a estímulos contrastados. Teóricamente debería servir para el diagnóstico de glaucoma en estadios tempranos, y tiene la ventaja de que es un perímetro pequeño y ligero, lo que permite su fácil portabilidad, y que es una prueba de muy fácil realización para los pacientes.

Perimetría Azul Amarillo:



Emplea estímulos violeta-azul de mayor tamaño que la perimetría blanco-blanco convencional, sobre un fondo luminoso de color amarillo para el análisis aislado del sistema koniocelular (formado fundamentalmente por conos azules y teóricamente unos de los primeros afectados en el glaucoma) anulando la respuesta del resto de las células ganglionares fotópicas (conos verdes y rojos) mediante un fondo amarillo intenso. El umbral para estos estímulos puede ser determinado en los 30 grados centrales del campo visual. No permite el análisis de la retina periférica, dadas las características de las poblaciones que estudia. Algunos autores a!rman que la técnica es más precoz en la detección de escotomas glaucomatosos que la perimetría convencional, que los defectos detectados son más amplios y que se puede predecir qué hipertensos oculares van a desarrollar glaucoma.

Biomicroscopía Ultrasónica (BMU):



La Biomicroscopía ultrasónica (BMU) permite analizar con detalle las estructuras del segmento anterior. Si bien el campo de mayor interés y en el cual no existe ninguna técnica que iguale su capacidad diagnóstica es el de la patología tumoral, es muy útil en otros campos, como el glaucoma, la cirugía de cataratas y la cirugía implanto-refractiva, especialmente en el caso de las cirugías de implantación de lentes fáquicas donde es imprescindible medir con exactitud el segmento anterior ocular antes y después de la implantación de este tipo de lentes. Aunque hay nuevos instrumentos que permiten analizar el segmento anterior con detalle como los tomógrafos de coherencia óptica de segmento anterior y los sistemas fotográ!cos basados en la cámara de Scheimp"ug, los sistemas fotográ!cos no permiten de!nir la cámara posterior e incluso los tomógrafos de óptica coherente presentan problemas para la de!nición del sulcus, el límite interno del cuerpo ciliar y la zónula en su área de la inserción.

Láser argón (ALT):



Se trata de un procedimiento que consiste en la aplicación de impactos con láser en el trabéculum para incrementar el drenaje del humor acuoso y reducir la presión intraocular (PIO). Numerosos estudios han demostrado que la ALT es un procedimiento seguro y e!caz en el tratamiento del glaucoma crónico simple y otras formas de glaucomas secundarios de ángulo abierto como el glaucoma pigmentario y el pseudoexfoliativo, con reducciones porcentuales de PIO del 40-60% en casos de PIOs previas elevadas.

Trabeculoplastia Selectiva(SLT):



Permite también reduce la PIO pero sin ocasionar cicatriz o retracción del tejido de la malla trabecular, lo que permite retratamientos, a diferencia de la ALT. Actúa selectivamente sobre las células pigmentadas de la malla trabecular causando lisis de los melanosomas, destruyendo las células pigmentadas. La melanina se dispersa y es eliminada por los macrófagos, y se desencadenan procesos de reparación de la malla trabecular, con renovación de sus elementos estructurales, facilitando así la salida del humor acuoso, y disminuyendo la presión intraocular.