Home / Departamentos / USIO

Preguntas frecuentes

1. ¿Qué es la Blefaritis?
Es una inflamación crónica del borde libre de los párpados y las pestañas. Ocasiona una gran variedad de síntomas como, escozor, escamas en el borde palpebral, fatiga ocular, ojo rojo etc. Es una enfermedad crónica, sin cura pero benigna, y su tratamiento se basa en la higiene constante de los párpados y las pestañas asociado a masaje ocular y lubricación de la superficie ocular. El tratamiento debe ser realizado de por vida, ya que la interrupción del mismo conllevará la aparición de exacerbaciones de la patología.

2. ¿Qué es la Catarata?
El cristalino es la lente situada en el interior del ojo que, en condiciones normales, es completamente transparente permitiendo el paso de los rayos de luz hasta enfocarlos sobre la retina, consiguiéndose de esa manera una imagen nítida. Con la edad, y también debido a otros problemas como traumatismos e inflamaciones oculares, se produce una opacificación del cristalino que provoca una disminución en la agudeza visual, originando la catarata.
¿Cuál es su tratamiento? El tratamiento, tras una exploración adecuada por el oftalmólogo, es siempre quirúrgico. Consiste en la extracción del cristalino, mediante la técnica de facoemulsificación, y su sustitución por un cristalino artificial o lente intraocular.
¿En qué consiste la técnica de facoemulsificación? Mediante energía ultrasónica, el cristalino opacificado (catarata) es pulverizado en microparticulas que son aspiradas del interior del ojo. Esto se realiza con un terminal finísimo, que se introduce en el ojo, a través de una mínima apertura (que varía entre 2- 3 milímetros).

3. ¿Qué es el Ojo Seco?
El ojo seco es un trastorno de la película lagrimal debido a una deficiencia en la producción de lágrimas o a una evaporación excesiva de las mismas, que daña la superficie ocular y genera síntomas de malestar ocular como sensación de arenilla, necesidad de aumentar la frecuencia de parpadeo, fatigabilidad ocular, episodios transitorios de visión borrosa... Esta enfermedad se ve acompañada de un aumento de la osmolaridad de la lágrima e inflamación de la superficie ocular que puede conducir a una alteración significativa de la calidad de vida de las personas afectadas.
Aunque en la mayoría de los casos no es una enfermedad grave, el tratamiento del ojo seco varía dependiendo del grado de severidad asociado a la enfermedad. Es importante que esté indicado por un especialista, ya que el ojo seco puede ser producido por simples factores ambientales o bien ser una manifestación clínica debida a otra enfermedad más grave.

4. ¿Qué es el Queratocono?
El queratocono es una enfermedad lentamente progresiva, bilateral y asimétrica, de la cornea en la cual ésta pierde su forma redondeada y adopta una forma cónica irregular debido a la alteración de la estructura corneal. Los principales signos anatómicos del queratocono son el adelgazamiento de la cornea en su zona central o paracentral, acompañado casi siempre de una elevación en esta zona y un alto astigmatismo irregular, responsable de la mala visión de los pacientes.

¿Cuál es el tratamiento del queratocono?
El tratamiento varía en función del estadio de la enfermedad. Así, inicialmente consiste en la adaptación de lentes de contacto rígidas; cuando, a pesar de esto, avanza o no se toleran las lentes de contacto, existen diversas opciones quirúrgicas como la introducción de anillos en el interior de la córnea para modificar el astigmatismo, o el cross-linking corneal que permite ayuda a reforzar el colágeno corneal que está debilitado en esta enfermedad. En los estadios más avanzados, cuando la córnea está muy deteriorada, el único tratamiento posible es la queratoplastia o trasplante de córnea.

5. ¿Qué es un trasplante de córnea?
La queratoplastia o trasplante de córnea consiste en la sustitución de la córnea enferma del paciente por una cornea sana de un donante. Dependiendo de la parte de la córnea que esté afectada se realizan distintos tipos de trasplantes:
- Lamelar superficial o anterior profundo: cuando la capa más interna, el endotelio, está sano.
- Lamelar endotelial, cuando la parte afectada es el endotelio o parte más profunda de la córnea.
- Penetrantes o de la totalidad de la córnea, cuando están afectadas todas las capas.

6. ¿Qué es el Pterigión?
El pterigion es una tumoración benigna, de forma triangular que se extiende desde la conjuntiva hacia la córnea. Generalmente, es bilateral y asimétrica y es más frecuente en el sector nasal. El crecimiento del pterigion está relacionado con la exposición solar, de ahí que sea más frecuente en las regiones cercanas al ecuador.
La cirugía del pterigion debe ser realizada por un oftalmólogo experto en las técnicas quirúrgicas de superficie ocular, ya que solo llevando a cabo una correcta cirugía se podrán obtener unos buenos resultados estéticos y una prevención de la recidiva o reproducción del pterigion.

7. ¿Qué es la Uveítis?
Uveítis significa inflamación de la úvea. La úvea es la capa interna del ojo que se encuentra entre la esclerótica y la retina. Según la zona de la úvea afectada podemos distinguir uveítis anterior, intermedia o posterior.
La uveítis puede ser causada por trastornos autoinmunitarios como la artritis reumatoidea o la espondilitis anquilosante, infecciones... Sin embargo, en algunos casos, la causa se desconoce.
La forma más común es la uveítis anterior, la cual implica inflamación de la parte anterior del ojo.
Otra forma de uveítis es la uveítis intermedia o pars planitis, una inflamación que afecta el área estrecha (pars plana) entre el iris y la coroides.
La uveítis posterior afecta la parte posterior de la úvea y compromete principalmente a la coroides, una capa de vasos sanguíneos y tejido conectivo en la parte media del ojo. Este tipo de uveítis se denomina "coroiditis" y si la retina también está comprometida, entonces se llama coriorretinitis.
La uveítis puede afectar a uno o ambos ojos. Los síntomas más frecuentes son: visión borrosa, ojo rojo, dolor, percecpción de moscas volantes...
Ante un cuadro de uveítis se debe realizar una historia médica completa y un examen ocular. En función del tipo de uveítis se podrán solicitar exámenes de laboratorio para descartar infección o un trastorno autoinmunitario.
El tratamiento dependerá del tipo de uveítis, empleando desde tratamiento tópico en gotas a tratamientos orales y fármacos imnunosupresores.